Personas con altas capacidades: una realidad a visibilizar

 

Las personas con una alta capacidad de aprender, también conocidas como personas superdotadas o con altas capacidades intelectuales (AACC), son aquellas que tienen una capacidad de aprendizaje superior a la media.

 

Esto significa que pueden comprender y asimilar nueva información de forma más rápida y eficaz que la mayoría de las personas.

 

Las personas con AACC suelen tener un coeficiente intelectual (CI) superior a 130, aunque no siempre es así. También pueden presentar otras características, como:

  • Una gran capacidad de razonamiento y abstracción.
  • Una fuerte curiosidad y motivación por aprender.
  • Una gran creatividad e imaginación.
  • Una sensibilidad especial al mundo que les rodea.

 

Las personas con AACC pueden tener un gran potencial para alcanzar logros excepcionales en el ámbito académico, profesional o personal. Sin embargo, también pueden enfrentarse a retos específicos, como:

  • El fracaso escolar, o ante sistemas autoritarios.
  • El aburrimiento o la frustración en entornos educativos que no se adaptan a sus necesidades.
  • La dificultad para relacionarse con personas de su edad o con un nivel de desarrollo intelectual diferente.
  • El sentimiento de aislamiento o soledad.

 

Es importante que las personas con AACC reciban la atención y el apoyo adecuados para que puedan desarrollar todo su potencial. Esto incluye:

  • Una evaluación adecuada para identificar sus necesidades específicas.
  • Una educación adaptada a sus necesidades.
  • Apoyo emocional y social.

 

Las personas con AACC pueden contribuir de forma significativa a la sociedad. Pueden ser líderes, innovadores, creadores o simplemente personas que hacen del mundo un lugar mejor. Es importante que se les reconozca y se les apoye para que puedan alcanzar todo su potencial.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *