¿Por qué el «spin» de un electrón no es exactamente una rotación

 

Gluones, los bosones que mantienen unidos a los quarks

 

El giro de un electrón no es exactamente una rotación porque es un fenómeno cuántico. En la mecánica clásica, el giro se describe como una rotación de un objeto alrededor de un eje. Sin embargo, en la mecánica cuántica, el giro es un momento angular intrínseco de una partícula. Este momento angular no está asociado a ninguna rotación física del electrón.

 

En cambio, el giro de un electrón se puede representar como una onda de probabilidad que se propaga alrededor de la partícula. Esta onda de probabilidad tiene una dirección y una magnitud, que corresponden al momento angular del electrón.

 

La dirección del giro de un electrón se puede representar como un vector que apunta hacia arriba o hacia abajo. El signo de este vector indica el sentido de la rotación. Por ejemplo, un electrón con un giro hacia arriba tiene un momento angular positivo, mientras que un electrón con un giro hacia abajo tiene un momento angular negativo.

 

La magnitud del giro de un electrón es constante e igual a 1/2. Esto significa que el momento angular de un electrón es un número semientero.

 

El giro de un electrón es una propiedad fundamental de la materia. Es responsable de muchos fenómenos físicos, como el magnetismo y la estructura atómica.

 

Aquí hay algunos ejemplos de cómo el giro de un electrón afecta el mundo que nos rodea:

 

  • Los electrones con giro opuesto se repelen entre sí, mientras que los electrones con el mismo giro se atraen entre sí. Esta interacción es responsable de la formación de enlaces químicos.

 

  • Los electrones con giro hacia arriba y hacia abajo giran alrededor del núcleo del átomo en planos perpendiculares. Esta disposición es responsable de la estructura de los orbitales atómicos.
    Los electrones con giro también pueden producir campos magnéticos. Este efecto es responsable de las propiedades magnéticas de los materiales.

 

Sobre fermiones y gluones

 

Los gluones son partículas elementales que transportan la fuerza nuclear fuerte, una de las cuatro fuerzas fundamentales de la naturaleza. Son bosones, lo que significa que tienen espín entero. Los gluones tienen una masa nula y una carga de color.

 

Los gluones son responsables de la fuerza que mantiene unidos a los quarks, las partículas fundamentales que componen el núcleo atómico. Los gluones se intercambian entre los quarks, creando una fuerza de atracción.

 

Por otro lado, los fermiones son partículas elementales que tienen espín semientero. Los fermiones están sujetos al principio de exclusión de Pauli, que establece que dos fermiones idénticos no pueden ocupar el mismo estado cuántico.

 

Los fermiones incluyen partículas como los electrones, los quarks y los neutrinos. Los electrones son los portadores de la carga negativa, los quarks son los componentes fundamentales de la materia nuclear y los neutrinos son partículas elementales sin carga ni masa.

 

taxonomía mecánica cuántica

Breve taxonomía de partículas cuánticas

Partículas elementales:

  • Bosones / Gluones
  • Fermiones / Electrones
  • Quarks
  • Neutrinos

Fuerzas fundamentales:

  • Fuerza nuclear fuerte / Gluones
  • Fuerza nuclear débil / Bosones W y Z
  • Fuerza electromagnética / Fotones
  • Gravedad / Gravitones

Esta taxonomía es una forma de clasificar las partículas elementales y las fuerzas fundamentales según sus propiedades fundamentales.

 

Los gluones son bosones, que tienen espín entero y no están sujetos al principio de exclusión de Pauli. Los fermiones son partículas con espín semientero que están sujetas al principio de exclusión de Pauli.

 

Otra forma de clasificar las partículas elementales es según su masa. Los gluones son partículas sin masa, mientras que los fermiones tienen masa.

 

También se pueden clasificar las partículas elementales según su carga. Los gluones son partículas sin carga, mientras que los fermiones pueden tener carga negativa o positiva.

 

La taxonomía de gluones y fermiones es una herramienta útil para comprender las propiedades fundamentales de la materia y las fuerzas que la gobiernan.

 

Corolario mecánica cuántica

A modo de corolario …

Sí, se podría decir que los fermiones son las unidades de lo físico de la materia y los gluones de las fuerzas. Los fermiones son las partículas que componen la materia, mientras que los gluones son las partículas que transmiten las fuerzas.

 

Los fermiones tienen espín semientero, lo que significa que no pueden ocupar el mismo estado cuántico. Esto da lugar al principio de exclusión de Pauli, que establece que dos fermiones idénticos no pueden ocupar el mismo espacio al mismo tiempo. Este principio es fundamental para la estructura de la materia, ya que es el que impide que los electrones se colapsen en el núcleo del átomo.

 

Los gluones, por otro lado, tienen espín entero, lo que significa que no están sujetos al principio de exclusión de Pauli. Esto les permite intercambiarse entre sí, creando fuerzas entre los fermiones. La fuerza nuclear fuerte, que mantiene unidos a los quarks, es transmitida por los gluones.

 

Por lo tanto, se podría decir que los fermiones son los ladrillos fundamentales de la materia, mientras que los gluones son el cemento que los mantiene unidos.

 

Sin embargo, es importante tener en cuenta que esta es una simplificación. En realidad, la materia y las fuerzas son mucho más complejas. Por ejemplo, los fermiones también pueden interactuar entre sí mediante fuerzas electromagnéticas y nucleares débiles.

 

Aún así, la distinción entre fermiones y gluones es una herramienta útil para comprender la estructura fundamental del universo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *